Algunas Verdades

.
verdad # 341

Todos los hombres encontramos delicioso olernos las propias axilas, los propios pies y ¿Por qué negarlo? Olernos la mano luego de rascarnos el culo.
.